En Honduras, el presidente Hernández logra una reelección fácil - Day Trading Academy
Day Trading Academy

En Honduras, el presidente Hernández logra una reelección fácil

Juan Orlando Hernández, 55. ° presidente de Honduras.

El presidente Juan Orlando Hernández ha estado en el cargo desde enero de 2014. Ahora se postula para la reelección. Según la Constitución de 1982 esa acción, habría sido ilegal. Hace dos años, la Corte Suprema de Honduras dictaminó que la prohibición de los límites de mandato debía ser levantada. La ley anterior fue promulgada para evitar que una sola persona acumule demasiado poder político e intente una dictadura.

Las encuestas de opinión pública ubican al conservador Hernández en un 56%, 15% más que su principal rival Salvador Nasralla, quien es un locutor deportivo. Nasralla representa a los partidos izquierdistas Libre y PINU en las elecciones. Él está creando una corrupción arraigada, el foco principal de su campaña.

La oposición política está conectando al propio Hernández, con corrupción generalizada, que se extiende por todo el país.

El voto anti Hernández se divide aún más entre Nasralla y Luis Zelaya, que es el candidato del Partido Liberal. Este último, un ex profesor, no tiene ninguna posibilidad real de ganar, pero está retirando el apoyo de Nasralla.

Salvador Nasralla, candidato presidencial.

Por lo tanto, la reelección del presidente Hernández, como candidato del Partido Nacional el 26 de noviembre, es en este punto casi inevitable. Su partido también ganará escaños, en el Congreso Nacional unicameral de 128 miembros, que celebra elecciones al mismo tiempo.

Los hondureños apoyan al presidente Hernández por su éxito para reducir la violencia y poner fin a la recesión. Ha cumplido ambas promesas de campaña, pero afirma que hay mucho más trabajo por hacer. Una encuesta reciente identificó que el crimen aún permanece, la principal preocupación para el 60% de los hondureños antes de las elecciones.

El presidente Hernández tendrá éxito en su intento de mantenerse en el poder, donde otros han fracasado. Cuando el ex presidente izquierdista Manuel Zelaya intentó organizar un referéndum público, para eliminar los límites del mandato en 2009, el ejército lo retiró del poder. El presidente Hernández decidió, en cambio, trabajar dentro del sistema.

Ubicación de Honduras en un mapa global.

Como líder del Congreso de 2010 a 2013, Hernández alentó el despido por parte de la legislatura de cuatro jueces de la Corte Suprema. Sus reemplazos invalidarán más tarde, la prohibición constitucional contra los límites del mandato. Eso preparó el escenario para la consolidación del poder por parte del presidente Hernández.

Es importante señalar que más del 60% del electorado hondureño se opuso a cambiar la Constitución, para permitir la reelección presidencial en primer lugar.

Incluso antes de su primera toma de posesión, el Congreso hondureño aprobó una serie de leyes que otorgarían al presidente entrante Hernández mucha más autoridad sobre los gastos del gobierno.

Como resultado, si los ingresos fiscales son más altos de lo esperado, el Presidente tiene mucha más discreción sobre cómo se gastará el dinero. Con frecuencia, se pronostica intencionalmente que la cantidad de ingresos del gobierno será menor, para permitir que Hernández destine más dinero para objetivos políticos.

Permite un gasto adicional en infraestructura y programas sociales, que intencionalmente difumina las líneas de distinción entre el gobierno y el Partido Nacional.

Este acceso adicional a los fondos, le permite al presidente Hernández tener mucha más influencia en el Congreso, a pesar de que su Partido Nacional de centroderecha, todavía no tiene una mayoría absoluta en la legislatura.

Durante su presidencia, Hernández trajo estabilidad al gasto público. Él ha aumentado los impuestos, pero también ha reducido los gastos del gobierno en salarios. En 2016, el Congreso aprobaría legislación para formalizar la nueva responsabilidad fiscal.

El banano es una de las principales exportaciones de Honduras.

El déficit presupuestario se ha reducido drásticamente del 7,9% del PIB (Producto Interno Bruto) en 2013 al 2,8% el año pasado. Las agencias de calificación crediticia han respondido con una actualización de la deuda hondureña, lo que se ha traducido en menores tasas de interés para los préstamos soberanos.

Como consecuencia, la relación deuda / PIB ha disminuido del 42,93% en el primer año de su mandato, al 38,45% en 2016.

La reactivación económica del país también está ayudando al presidente Hernández. El PIB se expandirá un 4% este año. Honduras se está beneficiando de la recuperación económica mundial. Esto está proporcionando más mercados para una excelente cosecha de café y camarones. También hay una mayor demanda mundial de banano, lo que ha llevado a precios más altos para los agricultores hondureños.

Además, ha habido un aumento correspondiente del 10% en las remesas de los hondureños que viven fuera del país. Aproximadamente 600,000 hondureños, que es cerca del 7% de la población, han emigrado a los Estados Unidos. Esto se debió a las dificultades económicas previas, la inestabilidad política y el daño a la infraestructura debido a una serie de tormentas.

Tegucigalpa, la capital política y financiera de Honduras.

El presidente Hernández se comprometió, antes de su primera elección, a reprimir el alto índice de criminalidad y la anarquía general en todo el país.

Cuando asumió la presidencia, la tasa de homicidios en Honduras fue la más alta a nivel mundial. Hernández ha reducido el nivel en casi un 50%. Se ha reducido de 79 por cada 100.000 personas en 2013 a 42 este año. Sin embargo, la tasa actual sigue siendo un 50% superior a la media en América Latina.

Para reducir aún más el número de asesinatos, el gobierno deberá reemplazar al ejército regular, con una fuerza policial completamente reformada, que podrá realizar más investigaciones sobre el delito. Tan recientemente como 2012, un total del 63% de la ciudadanía, pensó que la policía era parte de la epidemia en el crimen. Esta falta de confianza pública nuevamente es la más alta de América Latina.

Escudo de Honduras

La Administración Hernández está intentando recuperar la confianza del público. Cerca de 14,000, que es cerca del 25% de la fuerza policial, ya ha sido dado de baja de sus puestos.

El gobierno planea duplicar el tamaño de la fuerza policial para el año 2022. Otra reforma es hacer promociones dentro de la policía, que se basen más en el mérito que en la antigüedad.

El presidente Hernández casi ha duplicado el presupuesto total de seguridad durante su primer mandato. También ha enviado al ejército para patrullar las comunidades más peligrosas y ha fortalecido la supervisión general de las áreas fronterizas.

Policía hondureña en una zona rural.

Él es el primer presidente en enviar criminales a los Estados Unidos. Abogó por el cambio en la constitución, para permitir la extradición de Honduras.

Hernández está más que dispuesto a trabajar con otros países, para reducir el crimen asociado con el tráfico de drogas. Esto ha resultado con una reducción, en la cantidad de cocaína, que se envía a través de Honduras en tránsito a los Estados Unidos.

Sin embargo, el presidente Hernández no ha podido mover la economía hondureña, lejos del tráfico de drogas. El plan económico para alentar más turismo y lograr que empresas extranjeras abran plantas de fabricación adicionales está teniendo un éxito muy limitado.

De hecho, la inversión extranjera directa cayó en realidad un 30% a solo $ 1 mil millones de dólares (dólares de los Estados Unidos) entre 2014 y 2016. Además, la mayor parte del dinero que se invierte consiste en ganancias corporativas de empresas que ya operan en Honduras.

Los niños hondureños a menudo están desnutridos.

Es revelador que con una población de más de 9 millones, la tasa de pobreza en Honduras se mantenga por encima del 60%. Sigue siendo la segunda nación más pobre de Centroamérica. Esto a pesar de una economía en crecimiento y una tasa relativamente baja de desempleo de solo el 4%. La inflación es un 4.1% moderado también.

El problema radica más en los bajos salarios, que pueden atribuirse a la falta de educación y a las habilidades laborales inadecuadas de la fuerza de trabajo. El gobierno ha hecho poco para cambiar esta dinámica.

En Honduras, el apoyo a la democracia se ha reducido a solo el 34%. Ha habido una caída del 7%, solo este año. En realidad, la ideología tiene la tasa de aprobación más baja en toda América Latina. Parece que el electorado prefiere la estabilidad económica y el orden social, en lugar de mantener procesos democráticos.

Por último, trabajar a favor del presidente Hernández es el hecho de que solo necesita una pluralidad de votos, que proporcionará la base de su partido. Una mayoría será innecesaria para ganar las elecciones. Los aliados del Presidente controlan el tribunal electoral y los cambios a la ley, lo que ahora permite que el Partido Nacional controle virtualmente el conteo de votos en los lugares de votación. Su reelección, está casi asegurada.

Post a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *