Day Trading Academy

Estados Unidos Y El Reconocimiento De Cuba: El Impacto Sobre Las Inversiónes

El gobierno de los Estados Unidos bajo el presidente Obama decidió extender el reconocimiento diplomático a Cuba el mes pasado. La controversia de si esto debe llevarse a cabo mientras el gobierno cubano sigue apareciendo como uno de los patrocinadores del terrorismo de Estado, sin duda, continuará. La acción no levanta en realidad el embargo comercial impuesto sobre Cuba durante los últimos días de la administración de Eisenhower en 1960. En el momento, la prohibición total de las exportaciones estadounidenses a Cuba fue promulgada. Por razones humanitarias, los alimentos y la medicina fueron eximidos.

En 1962, bajo la administración Kennedy, la legislación se amplió para cortar casi todas las importaciones de Cuba. Por ley, el embargo comercial se mantendrá en vigor hasta que el Congreso de Estados Unidos apruebe la legislación para que se disuelva. Grandes inversiones en la isla seguirán siendo poco probables hasta que eso ocurra.

Así que uno tiene que preguntarse: ¿Cuáles son las implicaciones reales de reconocimiento de Cuba? Poco realmente va a cambiar en el futuro inmediato. Las únicas excepciones estarán en viajes y servicios bancarios. Ahora será más fácil para los estadounidenses visitar la isla.

Por el momento la única manera de visitar Cuba es por ir en un vuelo charter. Usted también tiene que tener una razón específica para ir allí. Razones diplomáticas, profesionales o incluso personales necesitan ser explicadas y luego aprobado por ambos países. El levantamiento de las restricciones a la banca permitirá a los estadounidenses utilizar tarjetas de crédito y débito en la isla. Esto aligera la necesidad de llevar grandes cantidades de dinero en efectivo. También facilitará a los visitantes a Cuba a gastar más dinero allí. El resultado final tendrá un efecto positivo para las empresas cubanas.

Playa Varaderos en Cuba

A los estadounidenses también se les permitirá llevar pequeñas cantidades de puros y ron cubano en su viaje de regreso.

El aspecto más positivo es que se iniciará un proceso de normalización entre los Estados Unidos y Cuba. Las familias podrán volver a conectarse y los cubanos que han salido de la isla podrían volver, si se les permite la posibilidad de viajar dentro y fuera de la isla. Habrá más intercambios culturales que van a ayudar con los vínculos educativos entre los dos países. Con el tiempo, más oportunidades económicas se desarrollarán que beneficiarán tanto a Cuba como a Estados Unidos.

Para que las cosas vayan más allá de lo que anteriormente se mencionó, tendrá que ser necesario un alivio o la eliminación del embargo comercial. La conversación en ese sentido tomará un buen tiempo para que las  distintas facciones de la política estadounidense hagan los compromisos que sean necesarios para lograr este objetivo.

Habrá algunas dificultades logísticas, incluso con el mínimo ya alcanzado. Por ejemplo, hay un número significativo de cadenas hoteleras internacionales que ya están en la isla, que atienden a los turistas occidentales. No estarían equipados para manejar una gran afluencia de llegadas de los Estados Unidos. Estos establecimientos ya tienen un negocio estable con Europa, Canadá y otras partes de América Latina. Lo mismo es cierto para las compañías de cruceros con base americana. Aunque pueden desear agregar a Cuba a algunos de sus itinerarios por el Caribe, la isla no ha hecho suficiente inversión en infraestructura para permitirlo. Para dar cabida a grandes buques del gobierno cubano tendrían que modernizar los puertos civiles, muelles e instalaciones relacionadas.

Che Guevara y Fidel Castro en 1961

Para el caso de que el embargo deba ser levantado, se debe explorar por qué se puso en marcha. El gobierno de los Estados Unidos tomó la medida cuando Fidel Castro ordenó la nacionalización de las 3 refinerías de petróleo en la isla. La disputa comenzó porque una refinería se había negado a procesar el petróleo crudo que se enviaba de la Unión Soviética. La respuesta del gobierno cubano en aprovecharse de las instalaciones norteamericanas llevó a la primera sanción.

El gobierno de Castro luego escaló la situación mediante la nacionalización de todas las empresas de propiedad estadounidense y propiedad privada. Además, se ordenó que una serie de diplomáticos salieran de Cuba. Esto dio rápidamente lugar a la imposición de la segunda sanción comercial. Con los años, se aprobaron varias otras leyes para endurecer las restricciones sobre Cuba.

El objetivo del embargo era castigar a Cuba y forzar un cambio político en la isla a través de medios económicos. La efectividad del bloqueo de los Estados Unidos ha sido cada vez más polémica con el paso de las décadas. Quienes se oponen al embargo dicen que en vez de debilitar al gobierno cubano, se ha fortalecido, puesto que no tienen la capacidad de satisfacer las necesidades de sus ciudadanos.

Es posible que un nuevo enfoque pueda ser más útil. La apertura a Cuba cambia tres cosas fundamentales que podrían amenazar el régimen posiblemente más que el embargo. EL reconocimiento para empezar, proporcionaría más contacto diario con los estadounidenses y cubanos. Esto proporcionaría un intercambio de ideas y llevaría a preguntas que con el tiempo, el gobierno de Cuba tendrá dificultad en responder. Segundo, permite un mayor acceso a los cubanos de dinero no gubernamental, que se puede utilizar para crear una economía de mercado más libre. En tercer lugar, se acelera el acceso a más información, que continuará ejerciendo más presión sobre el gobierno de Castro.

La eficacia del embargo ha sido cuestionada porque la mayoría de las demás naciones del mundo tienen contacto normal con Cuba. Ese es el comercio bilateral y los visitantes hacia y desde la isla.

Mapa de Cuba

Se ha estimado que el embargo le cuesta a Estados Unidos entre $ 1 a $ 2 mil millones de dólares anuales. Estos se pierden ventas y exportaciones. El costo para Cuba es más difícil de calcular. El gobierno cubano afirma que es $ 685 millones de dólares sobre una base anual. El Departamento de Estado de Estados Unidos afirma que el costo para la economía cubana es sobre todo en el transporte.

El verdadero problema de Cuba es la falta de divisas. Esto tiene menos que ver con el embargo y más con la falta de voluntad del gobierno de Cuba para liberalizar la economía y el desarrollo de un mercado de exportaciones más sofisticados. Cuando la Unión Soviética enviaba el equivalente de miles de millones de dólares en su ayuda anualmente, no había necesidad de reestructurar la economía.

Durante esos años de ayuda significativa Cuba se le permitió correr hasta déficits comerciales importantes y deudas a los europeos, Japón y varios países de América Latina.

En tiempos más recientes, tras el colapso de la Unión Soviética y el fin de la ayuda de esa zona del mundo Venezuela ha proporcionado ayuda importante en la forma de petróleo subsidiado. Esto ha mantenido la economía cubana a flote. Ahora que esta fuente de ayuda está en peligro, la economía cubana se encuentra bajo una creciente presión.

Producción de petroleo en Cuba

Independientemente de un embargo comercial, Cuba no ha aprovechado al máximo los recursos nacionales en el desarrollo de un mercado de exportación sostenible y rentable. Esto incluiría una mayor eficiencia en la producción de azúcar, tabaco, cítricos, pescado y café.

Otra de las principales exportaciones son productos médicos y algunos productos farmacéuticos.

El activo mineral más importante es el níquel. Las reservas se estiman en cerca de 5,5 millones de toneladas, que es el 7% del total mundial. Producción anual fue reportado a las 71.000 toneladas en 2011, que sería cerca del 4% de la producción mundial. Cuba también produce cobalto refinado, que es un subproducto de la minería de níquel. El país también puede tener reservas de petróleo costeros 4,6-9,3 millones de barriles, pero fuera de la inversión y se necesitará experiencia para desarrollar este recurso.

En la actividad del turismo, la geografía ha bendecido a Cuba con un sinfín de oportunidades. La isla ha triplicado su cuota de mercado del turismo en la última década. Esto fue posible debido a la importante inversión en este sector de la economía. Se han generado miles de millones de dólares en divisas y ha mantenido la economía cubana. En 2011 Cuba tenía 2,69 millones de viajeros a la isla. Es la tercera más alta de la región. Sólo la República Dominicana y Puerto Rico reciben más visitantes sobre una base anual. El turismo médico juega un papel importante en esto. La gente va de todas partes del mundo para tener procedimientos que se realizan en Cuba. El ahorro de costes puede ser significativo.

Tabaco Cubano

Los principales socios de exportación del país son Canadá, China y Venezuela en el 17,3%, 16,6% y 12,7%, respectivamente, de la cantidad total. Los Países Bajos y España siguen con 8,8% y 5,8%. Se estima que el total de las exportaciones cubanas ascienden a entre $ 2 y $ 3 mil millones de dólares sobre una base anual.

Los principales socios comerciales de importación consisten en Venezuela, China, España, Brasil y Estados Unidos. Las estimaciones de cada país en la cantidad total del comercio a 36.4%, 10.5%, 8.7%, 5.1% y 4.2% respectivamente. Las importaciones consisten principalmente en petróleo, alimentos, productos químicos, equipos y maquinaria. El costo de las importaciones se ejecuta más de $ 9 mil millones al año.

El país importa hasta el 80% de la cantidad anual de alimentos necesarios. Viene en su mayoría de Estados Unidos y está racionada en la isla. La mayoría de los productos agrícolas consisten de maíz, arroz, soya y pollo. El valor total de estas exportaciones se estima en $ 350 millones anuales. Este fue el resultado de la ley del año 2000 que relajó las restricciones sobre alimentos y medicinas.

Desde la década de 1990 y la pérdida de la Unión Soviética como un patrón, Cuba ha buscado activamente la inversión extranjera. Con la excepción de los venezolanos, todos los demás están obligados a partir de empresas mixtas con el gobierno cubano.

Campos de tabaco en Cuba

Incluso si el embargo se acabara este año, que es muy poco probable, tendría que haber un cambio masivo en ambos lados del Estrecho de la Florida. Años de planificación estatal estricta en Cuba harían que el restaurar los lazos económicos difíciles y se lleven mucho tiempo. No sólo los Estados Unidos tendrían que cambiar una serie de leyes y reglamentos, sino que Cuba tendría que ser más acogedor a la fiebre de la inversión y los negocios estadounidenses.

Se estima por el Banco Mundial que Cuba tiene una de las tasas de inversión más bajas del mundo.

Las exportaciones estadounidenses a Cuba alcanzaron un valor de $ 360 millones de dólares en 2013. Hay algunos que estiman que esto suba a más de $ 4 mil millones de dólares con el tiempo, si el reconocimiento de Cuba lleva al fin del embargo comercial.

Las compañías de viajes con sede en los Estados Unidos también están ansiosas por entrar en el mercado cubano. Esto incluye tanto las líneas aéreas y cruceros. Lo mismo es cierto para la industria de alojamientos. Para las grandes cadenas hoteleras estadounidenses podría ser un nuevo mercado lucrativo.

Catedral de San Cristobal

Sin embargo, para muchos de estos planes a futuro se necesitaría la infraestructura necesaria. Como se ha mencionado, Cuba sigue estando en la región en la construcción de carreteras, puentes, instalaciones de energía eléctrica y otras instalaciones modernas que serán necesarias para el desarrollo económico real.

Una de las mayores ventajas para los Estados Unidos es de los excepcionalmente bajos salarios de Cuba. Este es un lugar que está a sólo 90 millas del territorio americano. No es el sur de Asia o África. Un número de empresas de tecnología y electrónicos estadounidenses estarían ansiosas de tener operaciones en Cuba.

Todas estas ambiciones sólo ocurrirán lentamente y serán en gran parte imposible a menos que el embargo sea modificado o abolido. Por ejemplo, el gobierno de los Estados Unidos afirma ahora que las empresas estadounidenses pueden vender instrumentos de labranza y maquinaria para ayudar a la agricultura cubana, bajo los términos del acuerdo del reconocimiento. Sin embargo, las ventas sólo pueden ser de los campesinos cubanos individuales y no para indicar operaciones dirigidas.

El gobierno cubano quiere que las cosas vayan en ambos sentidos. La legislación fue aprobada a principios de este año para fomentar la inversión extranjera. Esta no es la manera de fomentar un mayor interés en las empresas en la isla.

Filas por comida en Cuba

La última consideración es que la mayoría de los cubanos son pobres para los estándares occidentales. Ellos no serán capaces de comprar muchos de los bienes que los fabricantes y que las empresas estadounidenses venderán en la isla. Es más probable que los mercados de nichos se desarrollen. Un ejemplo serían repuestos para vehículos, los cuales vienen desde la revolución cubana.

Gran parte del embargo comercial hace parte de la política en Estados Unidos y Cuba. Hay ventajas para ambos lados para mantener las actuales restricciones en su lugar. Sin embargo, con el tiempo, es probable que los grupos de interés avancen en cuanto a maneras de socavar o tener todo el aparato del embargo eliminado. Sin embargo, para aquellas personas que buscan una masiva inversión en Cuba, es probable que se decepcionen. Ese tipo de cambios sólo será posible una vez que haya un cambio en el gobierno de la isla.

Por: Jeffrey Hagenmeier / traducción: Tomas Eastman

Post a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *